15.3.07

Los tuppers compensan

LA GRAN VISITA

Nacer mujer es nacer con stigmas: que si la regla cada mes, que si el peligro de quedarte embarazada ... y eso por no hablar del machismo y la discriminación laboral y social que comporta. Desde el nacer te vas/van preparando para sobrevivirlo ...

... pero para lo que no te preparan (¡y deberían!) es para la visita al ginecólogo ...

Después de encontrarme un bultito en el pecho, pedí hora al ginecólogo y así aprovechar para hacerme la revisión que ya tocaba ... Y no se lo conté a mi madre para no alarmarla. Pero grande fue mi error al contárselo a mi padre, que cortado él a preguntarme sobre el tema, le pasó la pelota a mi madre ... y ya la tenemos en escena!

Dice la tradición (la de mi madre), que al ginecólogo hay que acudir acompañada de la pareja o de la madre ... así que, a mis casi 30 añitos, accedí a que se viniera conmigo, aun y sabiendo el historial anterior de visitas del cuadro médico ...

La visita al ginecólogo con la madre empieza con el previo: ¡me compró ropa interior para la ocasión! ... no fuera caso que la niña se presentara manchada ... Y hizo un repaso general a mi higiene personal: "Suposo que t'hauràs dutxat", "Ja vas ben depilada?" ...

En la sala de espera te insiste en que le cuentes todo al doctor "sin miedo", cosa que ni por un momento has dudado en hacer. Pero llega el momento de entrar y, siguiendo el consejo que te ha dado, contestas a las preguntas sobre frecuencias sexuales sin el menor temor ... y miras la cara de tu madre y la ves con una sonrisa de "soy una madre tolerante" pero unos ojos de "ah, si? Això fas?! I amb qui?" ... y ya sabes que al salir de allí te va a preguntar.

Después de la ronda de preguntas, el doctor te pide que te prepares para la revisión. "Relájate" ... a lo que te mueres por decir: "coño, no puedo, que está mi madre aquí al lado!" ... Te hace la revisión y el bultito resulta ser una costilla que, claro al no estar muy bien dotada, asoma. Pues lo que parece ser un alivio para mi, resulta ser la peor de las pesadillas, la frase fatídica: "la niña no come!" (la de los casi 30 añitos) ... y el largo discurso al que suele ir acompañada la frase ... Un tema que ya conoce el pediatra, el de cabecera, el traumatólogo ... hasta el dentista!

Y aun se molestó cuando le dije que no quería que me acompañase al oculista la semana siguiente!

... y como mola tener a la mami que se preocupe por ti :P ...

5 comments:

inalambric said...

realment em peto amb la historia! trec varies conclusions:

1) La culpa és del sr. Antonio!
2) Les mares son aixi, és el software que porten de serie i si, el bucle sempre és: no menges prou! Suma-li tb el: No corris!, Truca quan arribis!
3) I ara suposo que et repetiràs constantment: Núnca más le diré nada a mi padre. Núnca más le diré nada a mi padre. Núnca más le diré nada a mi padre. Núnca más le diré nada a mi padre. Núnca más le diré nada a mi padre. Núnca más le diré nada a mi padre. Núnca más le diré nada a mi padre. Núnca más le diré nada a mi padre. Núnca más le diré nada a mi padre. Núnca más le diré nada a mi padre. Núnca más le diré nada a mi padre.

glaire said...

Coñu, Ina, NUNCA va sense accent, si ho has de repetir tant ... :P

Si pero jo em pregunto si estem així als casi 30, això ja no acabarà mai, nops?

Inalambric said...

Les mares son les mares i seguirem als 30-35 (per la boda), 40... però no et donaràs compte i seràs tu qui farà de mare: per al teu fill i per la teva mare que l'hauràs de cuidar, i llavors es quan tu li diràs: t'has de menjar tot!!! pq si no no sortiràs de la residencia. (fets basats en fets reals).

p.d: cert, nunca va sense accent. sempre la cago...

glaire said...

Ina, jo seré mare?! ... després dels 35, serà :P ... buino, pel cas, si només la caguessis amb els accents ...

Anonymous said...

Sí, las madres son las madres... Crees que por ser un tío nos libramos de esos comentarios y tal?. Pues no!!.
Por cierto, a mi no me gusta nada de nada el rollo ese q os traeis las muejeres con que naceis estigmatizadas y patatín y patatán.
Primero, teneis el don de dar a luz, de tener un hijo, y hoy en día incluso SIN UN HOMBRE. Yo no puedo hacer eso por muchoq que me empeñe.
Y luego , teneis el don del cerebro que Dios os ha dado. Y no me vengas con el rollo de nada. Sabes perfectametne que una mujer NO es un hombre. Su cerebro piensa de manera diferente, y a mi personal entender, MEJOR.
Nosotros estamos "capados" por nuestros chutes hormonales...
A ver si pensais , chicas, que las hormonas son exclusividad vuestra...
El Boche